Seguidores

miércoles, 24 de octubre de 2012

Pelícanos y Gorilas

Escribir poemas me resulta cada vez más complicado. Prefiero resolver ecuaciones antes que enfrentarme a endecasílabos y a los tercetos encadenados. 

Me preguntabas si sufría... ... ...un roce de almohada, un movimiento de ojos, un suave y lento morir.  No volveré hacerlo y (entre moléculas saladas en los ojos) prometo dejarte marchar. Ahora lo sabes, ¿verdad? Me hicieron para explotar pozos de petróleo aquí, en La Misteriosa, pero acabo una y mil veces cazando (o intentando cazar) a los rosáceos pelícanos que se arrastran en la carta celeste de mis cielos

Mientras,  sigues acobardándote con las historias que te cuento. !Pues claro que existe! Un...enorme...y...gigantesco...gorila.

... ... ...no me rescates, por favor.

video

6 comentarios:

  1. qué maravillosidad de escena. me encanta el cambio de tercio sonoro, cuando se dan la mano. que no te rescaten nunca!

    ResponderEliminar
  2. Del rosa al amarillo (Manuel Sumers(.

    Y claro, no me rescates por favor.

    ResponderEliminar
  3. Del rosa al amarillo, que bonita película, ¿sabes que su calificación fue para mayores de 14 años? Increíble, pero cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La otra historia de la película era la de los ancianos. Un poco lenta pero también muy hermosa.

      Eliminar
  4. que nadie rescate al isleño¡¡¡ porque si no nosotros comenzaremos a hacer poesía¡¡¡
    y no... eso no queremos

    que viva la libertad de tu isla

    ResponderEliminar
  5. Ya lo decía Benedetti: no te salves.

    ResponderEliminar

Ecos en La Isla