Seguidores

domingo, 26 de agosto de 2012

Selene

Debes estar contenta ¿verdad? Ya lo tienes cerca, mucho más cerca que a mi.
Aquél con quien me engañaste por primera vez en tu vida,  ha dejado de mirarte y de pronunciar tu nombre de forma inconsciente cada noche.
El primero en tocarte, acariciarte y hundir su estrecho falo cargado de estrellas.
Aquél que, muy a mi pesar,  dejó tanta huella en ti... ... ...

10 comentarios:

  1. Aquel que fue el primero está de nuevo allí.
    Anoche, mirando la luna, lo vi de nuevo pasear por su superficie.
    (Tengo fotos)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. y qué haces que no me las envías??????????????????

      Eliminar
  2. Deja más huella ella en nosotros. Nunca aburre mirarla.

    ResponderEliminar
  3. ... Sí. Al menos que se sepa (y de forma oficial), él fue el primero en llegar.
    Aunque ya te digo yo, que si se produjese el milagro de la resurrección de las almas, más de uno, se atribuiría el título, de ser el primero en llegar a esa enigmática (cuasi) piedra pómez que anda por ahí: nada más y nada menos, que a 340.000 kilómetros de donde nos hallamos.
    Y es que quien más y quien menos, anda perdido en la luna más de una vez a lo largo de su dilatada vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer verte de nuevo por aquí Utopazzo. Cuándo vas darle un meneito a tu blog. Un abrazo.

      Eliminar
    2. Gracias, Isla... la verdad, es que al seguir en "aguste", está un poco en pause... no obstante, sí es cierto que le dí un empujoncito a través del "agujero de gusano"... http://utopazzia.blogspot.com.es/2012/08/santo-y-sena.html

      Besos.

      Eliminar
  4. Esa huella tiene algo de violacion.

    ResponderEliminar
  5. Me gustó lo del estrecho falo lleno de estrellas... Muy original, sí señor.. ;)

    Un saludo le dejo a usted, señor misterioso.

    ResponderEliminar
  6. Fue la Luna quien dejó su huella
    en la suela de la bota de Armstrong,
    y no al revés…

    (“La bota de Armstrong” – Paco Bello)

    Me ha encantado encontrar tu rincón. Pasaré más asiduamente por aquí. Salud y abrazos.

    ResponderEliminar

Ecos en La Isla